Porque sabemos que queremos viajar de otra forma, conociendo la cultura del país que visitamos, en un ambiente cómodo. Qué conforma una cultura? La lengua, su arte, sus tradiciones, su gente, su geografía. Y cuando viajamos, ahora, cuando ya vamos siendo maduros, queremos volver a nuestras casas de vuelta de nuestras vacaciones sabiendo que hemos visto y aprendido cosas nuevas que muy difícilmente habríamos experimentado por nosotros mismos: no porque no sea posible acceder a ellas, sino por el grado de exclusividad que The Good Traveller consigue reunir.

Porque queremos que el viajero nos conozca como nosotros creemos que somos y vivimos. Para ello ponemos a su alcance el arte, el vino, las excursiones, las visitas a nuestros pazos y bodegas, a nuestra cocina, a nuestro arte románico, barroco y hasta prehistórico! Y porque creemos en la calidad del programa que presentamos, The good traveller